CCMonteclaro | Clases de natación para un verano sin sustos
16071
single,single-post,postid-16071,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Clases de natación para un verano sin sustos

Centro Comercial Monteclaro

Clases de natación para un verano sin sustos

Seguro que la mayoría de nuestros lectores ya tienen planificadas sus vacaciones veraniegas. Unos merecidos días de descanso en familia para disfrutar de un destino soleado que permita recargar las pilas. Sin embargo, para muchas familias, este idílico momento deja de serlo cuando llega la hora de acudir a la playa o a la piscina y sus hijos quieren pasarse el día a remojo. Y claro, esta diversión es estupenda cuando se trata de niños de cierta edad que saben nadar pero cuando estamos ante pequeños que no se defienden bien en el agua, las jornadas de playa o piscina se convierten en un calvario para los padres que no pueden descuidar su atención ni un momento. Pero hay una forma de evitarlo: apuntando a los peques a un curso intensivo de natación antes de las vacaciones. El Centro Comercial Monteclaro cuenta con la Escuela de Natación Swimmers, ¿por qué no te acercas a conocer los cursos que tienen disponibles en estos momentos?

Precaución y nociones básicas

Es evidente que, cuando se trata de niños, sepan o no sepan nadar, deben estar vigilados en todo momento mientras se bañan en la piscina o en la playa. Pero una cosa es vigilar sin tensión y otra muy distinta pasar las vacaciones con el corazón encogido cada vez que los pequeños acudan al agua. Para remediar esta segunda situación, existen toda una serie de complementos como burbujas, churros, manguitos y flotadores, que darán a los niños cierta capacidad para mantenerse a flote y sentirse más seguros.

Pero al margen de esta equipación, si el niño ha acudido a un curso de natación, sabrá comportarse de otra forma, tanto en la playa como en la piscina. En primer lugar tendrá una relación más natural con el agua, sin miedos ni dramas pero sin caer en el exceso de confianza ya que habrá conocido sus limitaciones.

Cuando un niño de 4, 5 o 6 años realiza un cursillo de natación, obviamente no se convierte en un nadador experto pero sí habrá adquirido cierta experiencia en el medio, sabrá defenderse y sobre todo, reaccionará mejor ante cualquier imprevisto. Con ello, no queremos decir que los padres puedan dejar de vigilar a los niños si estos han realizado un curso de natación, pero sí pueden estar más tranquilos sabiendo que los niños tienen cierta autonomía y saben manejarse dentro del mar o la piscina.

Además, los niños lo pasarán en grande realizando el curso de natación a la vez que realizan un ejercicio muy completo para su desarrollo. Así que no esperes más y antes de que se te eche el verano encima, pásate por el Centro Comercial Monteclaro y visita la Escuela de Natación Swimmers de nuestro centro que preparará a tus hijos para un verano sin sustos.

No hay comentarios

Deja un comentario