CCMonteclaro | Cómo limpiar tus joyas de plata
Cuando las joyas de plata han perdido parte de su brillo original podemos seguir una serie de pasos recomendados por expertos del mundo de la joyería.
centro comercial con parking, centro comercial con parking pozuelo de alarcon
16465
single,single-post,postid-16465,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Cómo limpiar tus joyas de plata

chrysoprase-665688_640

Cómo limpiar tus joyas de plata

¿Qué hacer cuando las joyas de plata han perdido parte de su brillo original? Esta es la pregunta a la que queremos dar respuesta en las siguientes líneas. Haciendo mención a una serie de pasos recomendados por expertos del mundo de la joyería.

Las joyas de plata cuentan con un baño llamado de “terminación” que puede ser de rodio o de oro. Es esencial recordar esta cuestión porque, si no usamos los productos y herramientas correctos para limpiar y sacar brillo a la plata, se puede llegar a dañar o hacer desaparecer esa capa de terminación y estropear la joya.

Cómo recuperar el brillo de la plata

 

  • Mantenimiento regular: mezclamos en una fuente unas gotas de lavavajillas con agua templada y sumergimos las joyas 10-15 minutos.
  • Mantenimiento puntual: disolvemos en agua un chorro de amoniaco o alcohol. Esto no sirve para las piezas delicadas ni para las de platino.

De todos modos, se use lavavajillas, amoniaco o alcohol, es muy importante aclarar después la pieza de plata con agua. Después hay que secarla con un paño de algodón o gamuza seca. Si queremos, podemos usar un secador suave para pasarlo de forma sutil por la superficie de la pieza. De esta forma, la pieza de plata recuperará poco a poco su brillo original.

En las tiendas de joyas del Centro Comercial Monteclaro, en concreto en Artesanos Joyeros Madridiamán, te recordarán que, para conservar el brillo de las joyas, la mejor opción es guardarlas en su caja original o en la típica bolsa de tela que nos entregan cuando las compramos. La plata no entrará en contacto con el aire ni con la humedad, algo que de forma progresiva le iría restando brillo.

También se puede echar mano de un cepillo de dientes con cerdas suaves para sacar brillo a las zonas más complicadas de las piezas de plata. Nunca frotaremos demasiado fuerte si no queremos rayar las joyas. Por otro lado, nunca será buena idea echar mano de métodos caseros que incluyan papel de aluminio, agua y sal o vinagre. Tampoco bicarbonato de sodio, jugo de limón o pasta de dientes.

No hay comentarios

Deja un comentario