CCMonteclaro | Consejos para cuidar de tu piel cuando aprieta el sol
16317
single,single-post,postid-16317,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Consejos para cuidar de tu piel cuando aprieta el sol

cuidado piel sol

Consejos para cuidar de tu piel cuando aprieta el sol

Sabemos que cuando llega el verano solo estás pensando en escaparte, disfrutar de la luz, relajarte en algún lugar idílico y, por qué no, lucir un buen outfit estival como los que te proponen las boutiques de nuestro centro comercial. No obstante, aunque el sol trae consigo alegría y buen ambiente, a nadie se le escapa que también presenta riesgos para nuestros cuerpos ante los que merece la pena prevenirse. Así, además de evitarte problemas a largo plazo, también te ahorrarás que unas molestias físicas o estéticas te amarguen las vacaciones. Por eso hoy te queremos dar un par de consejos.

Crema, claro, ¿pero cómo? Está claro que una buena crema de protección solar es lo más fundamental. Pero si deseas de verdad proteger tu piel, necesitarás al menos un factor de protección 30, excepto si vas a estar muy poco tiempo expuesto directamente al sol o tienes un fototipo muy oscuro. Además, es importante aplicarla con cierta antelación –al menos unos 15 minutos– y volver a poner más cada par de horas, en especial si te bañas o sudas en abundancia.

Lo que vistes también importa: ¿sabías que la ropa también puede tener su propio factor de protección? Se llama UPF y se encuentra sobre todo en algunas prendas técnicas deportivas. Con lo que queremos quedarnos es con que las prendas más ligeras y transparentes no protegen del todo tu piel del sol, así que no lo olvides. De igual modo, las gafas de sol no solo son un complemento atractivo y una comodidad, sino también una importante protección de salud para tus ojos.

Huye del ‘vuelta y vuelta’. Para muchos, tostarse bajo el sol es un placer inescapable. Pero si te tomas el tiempo de pasear de vez en cuando y pasar un rato a la sombra entre visita y visita a la toalla, le darás un respiro muy agradecido a tu piel, además de eludir el riesgo de insolaciones y otros efectos producidos por una exposición excesiva.

Evita las horas punta: en este mismo sentido, vale la pena madrugar o bien esperar unas horas para disfrutar de la playa u otros sitios en los que tomar el sol. Evitar el fuerte sol que se da de las 12 a las 16 horas, aproximadamente, te brindará una exposición al mismo más saludable y seguramente más placentera.

Hidrátate, por dentro y por fuera: por supuesto, una buena crema tipo aftersun siempre es recomendable tras pasar un buen rato bajo los rayos ultravioleta para continuar aliviando, hidratando y enriqueciendo tu piel, sin dejar de ser compatible con otros productos que utilices de forma regular. Pero si hablamos de hidratación, te recomendamos que no subestimes la importancia de beber agua regularmente, incluso sin esperar a tener sed.

Te recordamos además  que para todo lo relacionado con un cuidado de la piel adaptado a tus planes y a tus necesidades específicas puedes ponerte en manos de los profesionales de la farmacia del Centro Comercial Monteclaro, donde son expertos en dermocosmética.

No hay comentarios

Deja un comentario