CCMonteclaro | Principios básicos de la dieta saludable
16250
single,single-post,postid-16250,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Principios básicos de la dieta saludable

dieta saludable

Principios básicos de la dieta saludable

La proximidad del verano hace que sean muchas las personas que comienzan a plantearse la operación bikini. Lo cierto es que la mejor forma de mantenerse en un peso adecuado es llevar una dieta equilibrada durante todo el año. El objetivo va mucho más allá de cuidar la figura, ya que este tipo de alimentación es la mejor forma de optimizar el funcionamiento de nuestro organismo. Pero, también sirven para mantener alejadas las enfermedades relacionadas con la alimentación como la obesidad o los problemas cardiovasculares. A la hora de acudir al supermercado, debemos tener en cuenta que una alimentación saludable pasa por un consumo elevado de vegetales y fibra y baja en grasas de origen animal, dulces y productos procesados.

Las comidas son el motor de nuestra alimentación, pero nunca debemos olvidar el desayuno que nos ayuda a mantener la energía necesaria durante toda la jornada. Muchas personas son conscientes de que las cenas deben ser más ligeras, pues no pasará mucho rato hasta que vayamos a la cama para descansar. Por todo ello, el desayuno y la cena son las partes más complicadas de un menú. Veamos algunas sugerencias saludables.

¿Qué no debe faltar en la dieta?

La comida ideal para el día, llevará dos raciones de verduras al día, dos o tres piezas de fruta al día y dos o tres raciones de alimentos proteicos al día (carne, pescado, huevos, etc). El menú diario también deberá incluir fécula o cereales ricos en fibra. Igual de importante será evitar el azúcar, bebidas azucaradas, bollería industrial o los alimentos precocinados.

Otra cuestión en la que los nutricionistas hacen hincapié es en que es recomendable hacer 5 comidas diarias, repartidas de la siguiente manera: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Esta es, sin duda, la mejor manera de evitar la ingesta excesiva de alimentos en momentos puntuales, la ansiedad y de repartir el consumo de calorías a lo largo del día.

Desayunos

A lo largo de la mañana es recomendable la ingesta de un lácteo (leche, yogurt o queso), fécula (pan o cereales), que a su vez puede ir acompañado por un alimento proteico; y, por último, una fruta. Todo ello debe combinarse a lo largo de la mañana, entre el desayuno y la ingesta de media mañana.

Cenas

Al igual que por las mañanas, debemos tener presente que una cena saludable se compone de: verduras crudas o cocinadas, alimentos proteicos (carne, pescado o huevo).

En Centro Comercial Monteclaro encontrarás todo lo que necesitas para mantener una dieta equilibrada y saludable, controlando tu peso fácilmente y sin pasar hambre.

No hay comentarios

Deja un comentario