CCMonteclaro | Secretos del café
16348
single,single-post,postid-16348,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Secretos del café

centro comercial

Secretos del café

¿Quién no disfruta con un buen café? También a la hora de realizar tus compras en nuestro centro comercial puedes reconfortarte con una taza bien preparada en las excelentes cafeterías con las que contamos. Una bebida que ha alcanzado semejante popularidad alrededor del mundo a lo largo de los siglos tiene toda una cultura y una mitología detrás, así que hoy queremos desvelarte algunos de sus ‘secretos’ más interesantes.

De Etiopía al mundo: el país africano, uno de los más antiguos del continente, es el terreno natural de desarrollo de las plantas de café o cafetos. Allí se comenzó a desarrollar la infusión, que a partir del siglo XV se expandió con rapidez por el norte de África y el Golfo Pérsico; al siglo siguiente entraría en Europa a través del concurrido puerto comercial de Venecia.

Dos variedades para gobernarlos a todos: todo el café que consumimos puede englobarse en origen en dos únicas especies de cafeto, la arábica y la robusta, si bien a partir de ellas se han desarrollado diversas variedades y mezclas de ambas.

Torrefacción, el factor español: si el tueste de los granos es el proceso esencial que nos permite disfrutar del aroma del café tal y como lo conocemos, nuestro país introduce un elemento diferencial con respecto a la mayoría del planeta. Es la torrefacción, que consiste en añadir azúcar en el tueste. Aunque el café totalmente natural ha ido ganando terreno, el torrefacto sigue dominando especialmente en hostelería.

¿Y el descafeinado? Si alguna vez te has preguntado cómo consiguen eliminar la cafeína de , lo cierto es que el proceso se basa en mojar los granos cuando aún son verdes, antes del tueste, a menudo junto con algún elemento disolvente que contribuye a separar la cafeína y utilizando agua expuesta a café para potenciar su sabor.

Odas musicales: al café no le faltan fieles adoradores y eso se ha visto plasmado también en la música. Nada menos que Johann Sebastian Bach compuso una célebre cantata cuya letra describe de forma satírica una adicción al café. La admiración por la bebida va del Barroco al punk, puesto que la banda estadounidense Descendents se hizo notoria por dedicarle varias frenéticas canciones al café y convertirlo en parte de su mitología propia.

¿Verdad que te están entrando ganas de un buen café a tu estilo? Ya sabes que las cafeterías del Centro Comercial Monteclaro te esperan con buen producto y un estupendo ambiente en el que degustarlo.

No hay comentarios

Deja un comentario