CCMonteclaro | Cómo sobrevivir al cambio de hora
16148
single,single-post,postid-16148,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Cómo sobrevivir al cambio de hora

Centro Comercial

Cómo sobrevivir al cambio de hora

El próximo domingo 29 de octubre se producirá el tradicional cambio de hora de invierno. La dinámica seguro que la tienes de sobra aprendida: a las 3:00 h., nuestro reloj deberá dar marcha atrás para marcar las 2:00 h. Y como te decíamos, aunque se trata de una práctica que vivimos cada año, no por ello dejamos de sufrir sus efectos, especialmente durante los primeros días. Por eso, desde el blog del Centro Comercial Monteclaro nos gustaría recordarte qué puedes hacer para sobrevivir al cambio de hora sin morir en el intento.

La mayoría de las personas se resienten con el cambio de hora, un resentimiento que afecta tanto a nivel físico como anímico. El nuevo horario ha trastocado nuestros biorritmos y es normal sentirse más cansado y somnoliento. De la misma forma, la falta de luz natural afecta a nuestro estado emocional haciendo que caigamos en una tristeza aparentemente injustificada. ¿Podemos hacer algo para evitar estos daños colaterales del ajuste horario?

Adaptación lenta y progresiva

Lo ideal es que la semana previa al cambio de hora, es decir a partir de este domingo, comenzáramos a adaptarnos a este cambio inminente. Para ello, basta con adelantar la hora de levantarse y de acostarse 10 minutos más cada día. De esta forma, llegaremos al día 29 con nuestros ritmos de sueño adaptados al nuevo horario.

Evita el consumo de estimulantes

Como el cambio de horario suele provocar trastornos en los ciclos de sueño, es aconsejable que durante estas primeras semanas se evite el consumo de bebidas estimulantes, sobre todo a partir de las 7 de la tarde. Así reduciremos las posibilidades de caer en un insomnio que cuenta con muchas más papeletas durante estos cambios de horario.

Adapta tu alimentación

También es importante adaptar los alimentos al nuevo horario, especialmente la cena que deberá ser más ligera e ingerirse un par de horas antes de dormir para facilitar el sueño sin sentir pesadez o indigestión.

No olvides tampoco que hay alimentos que pueden ayudarnos a evitar, en cierta medida, la tristeza otoñal como es el caso de los frutos secos, la fruta rica en vitamina C y D, las espinacas o el bonito.

Haz acopio de radiaciones solares

Aprovecha, siempre que tu tiempo y la climatología te lo permitan, a recibir la incidencia de los rayos solares, aunque sea 10 – 15 minutos al día. De esta manera, tu organismo se cargará de la vitamina D necesaria para facilitar la regulación del sueño.

Tampoco está de más, sobre todo para las personas que viven en el norte de nuestro país, que recurran a complementos vitáminicos para combatir la carencia de vitamina D que suele producirse con la llegada del invierno y la escasez de sol y de horas de luz natural.

Al margen de estos consejos, solo podemos recomendarte paciencia ya que será cuestión de días el que hayas cogido el ritmo a este nuevo horario. Piensa en positivo para enfrentarte a un periodo invernal que suele resultar especialmente duro y largo. Aunque siempre será mucho más llevadero si te acercas al Centro Comercial Monteclaro a realizar tus compras, nadar en la piscina o disfrutar de nuestros espacios de ocio y restauración. Te esperamos.

No hay comentarios

Deja un comentario