CCMonteclaro | El secreto de un buen café
¿Sabes cómo preparar de forma correcta una buena taza de café? Contar con una máquina de calidad es fundamental para conseguir un buen resultado.
centro comercial con aparcamiento, centro comercial con parking
16445
single,single-post,postid-16445,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

El secreto de un buen café

coffee-171653_640

El secreto de un buen café

¿Sabes cómo preparar de forma correcta una buena taza de café? Está claro que contar con una máquina de calidad como las que tienen en las cafeterías de nuestro centro comercial es fundamental para conseguir un buen resultado. De todos modos, además de la cafetera hay que tener en cuenta otros factores que vemos a continuación.

El grano elegido o el agua son elementos clave que determinarán la calidad del café. Por eso, lo primero será comprar un buen café. En España se consumen sobre todo dos tipos: arábica y robusta. El primero tiene menos cafeína y es más suave. El segundo tiene más cafeína y su sabor es más fuerte. De todos modos, el café que podemos comprar en el super suele ser una mezcla de ambos. Siempre será mejor optar por los naturales y evitar los que están mezclados con azúcar como el torrefacto.

En cuanto al grano, es mejor comprarlo lo más fresco posible. Desde Centro Comercial Monteclaro te recordamos que los granos de café pierden propiedades al ser procesados. Lo mejor es moler el grano, con un molinillo manual o eléctrico, y preparar acto seguido la taza de café. Hay que guardarlos enteros, en un bote hermético y alejados de la luz solar.

La cafetera italiana, una de las mejores

Como decimos, influye de forma determinante la calidad del agua que se usa para elaborar el café. Si es posible, lo mejor es utilizar agua mineral ya que si contiene mucho cloro se alterará su sabor. En cuanto a la cantidad, hay que encontrar el punto justo. En muchas cafeteras viene marcada la cantidad exacta.

En cuanto a la proporción de café, en la mayoría de cafeteras nos indican cuánto café molido debemos echar. Hay que verterlo con suavidad, a pequeños toquecitos y no presionar el filtro. Antes de servir el café hay que remover la cafetera para que la concentración de café sea la misma en todas las tazas. A la hora de limpiarla, bajo ningún concepto podemos dejar los posos acumulados ni que se acumule suciedad. Si la cafetera es automática, hay que revisarla de vez en cuando.

No hay comentarios

Deja un comentario